Acoso Laboral en Chile

El acoso laboral en Chile es una conducta que está lejos de desaparecer y así lo denotan las estadísticas gubernamentales. Cada cierto tiempo, el Ministerio del Trabajo y Previsión Social nos recuerda que las denuncias por acoso laboral aumentan de manera sostenida año tras año. A raíz de ello, en la presente publicación hallarás una guía completa acerca de cómo denunciar el acoso laboral. Asimismo, conocerás qué procedimientos judiciales sirven para tramitar una denuncia ante tribunales laborales.

Acoso Laboral en Chile

¿Que es el acoso laboral?

La expresión acoso laboral deriva del vocablo inglés mobbing. Este último es un concepto nacido en la psicología conductual que indica la presión excesiva que sufre un trabajador o trabajadora en su empresa. De igual manera, el término mobbing también designa: acoso moral, hostigamiento psicológico o abuso emocional en el trabajo. Enseguida, acoso laboral es un conjunto de conductas vejatorias y reiteradas en el tiempo, realizadas por una o varias personas, que ocurren al interior del ambiente de trabajo y que afectan de manera negativa a la integridad emocional y psicológica de un trabajador o trabajadora.

Definicion legal de acoso laboral en Chile

El Acoso Laboral en Chile posee reconocimiento legal desde el año 2012, esto gracias a la entrada en vigencia de la Ley N° 20.607. Dicho cuerpo legal incorporó al artículo 2°, inciso segundo, frase tercera del Código del Trabajo, una definición de acoso laboral. A este respecto, el precepto establece que:

Asimismo, es contrario a la dignidad de la persona el acoso laboral, entendiéndose por tal toda conducta que constituya agresión u hostigamiento reiterados, ejercida por el empleador o por uno o más trabajadores, en contra de otro u otros trabajadores, por cualquier medio, y que tenga como resultado para el o los afectados su menoscabo, maltrato o humillación, o bien que amenace o perjudique su situación laboral o sus oportunidades en el empleo.

Elementos de acoso laboral

En consecuencia, a partir de la revisión de la definición legal de acoso laboral, se puede extraer que tal conducta lesiva se estructura sobre la base de los siguientes elementos:

  • Sujeto agresor o acosador. La persona del acosador puede ser tanto el empleador, como un trabajador o colaborador de la víctima. Con todo, la forma más común de acoso laboral en Chile es el bossing, vale decir, el abuso ejercido por el jefe o superior de la empresa u organismo laboral.
  • Conducta de agresión u hostigamiento. El acosador, necesariamente, debe realizar conductas dirigidas a dañar a la víctima. En consecuencia, el acoso laboral abarca acciones de carácter verbal o escrita, gestuales o de contacto físico, además de las actitudes u omisiones. O sea, en este concepto se incluye cualquier comportamiento lesivo que pretende perjudicar a la víctima.
  • Reiteración de la conducta abusiva. La conducta del maltrato debe repetirse de manera continua y sistemática a lo largo del tiempo, excluyendo así, acciones u omisiones aisladas o esporádicas. Este elemento distingue al acoso laboral del acoso sexual, porque este último se puede configurar por la sola realización de un acto abusivo proveniente del agresor.
  • Resultado lesivo. Finalmente, el acoso laboral en Chile supone la producción de un resultado. De esta manera, la ley exige, además de la conducta, la manifestación de una consecuencia negativa para el o los afectados consistente en menoscabo, maltrato o humillación; o bien que se amenace o perjudique su situación laboral o sus oportunidades de empleo.

Ejemplos de acoso laboral

Respecto a los ejemplos de acoso laboral, es imposible realizar una enumeración taxativa. Como recien se explicó, acosar alude a cualquier conducta que consista en agredir u hostigar al trabajador o trabajadora. Por ende, las formas de acoso laboral son diversas, tantas como el acosador imagine y pueda desarrollar en el ambiente laboral. Sin embargo, existen algunos ejemplos recurrentes de acoso laboral en Chile:

  • Distanciamiento laboral. Esta forma de acoso laboral se produce cuando el empleador u otros trabajadores ignoran a su víctima; la ubican en lugares distantes del resto de sus colaboradores; se niegan a comunicarse con ella, o responden con agresividad hacia sus requerimientos laborales.
  • Menosprecio de la labor realizada. Esta modalidad de abuso laboral se traduce en la crítica destructiva a las tareas realizadas por la víctima. Normalmente se produce mediante un menoscabo a la libertad personal del trabajador, obligándolo, de manera arbitraria, a repetir sus labores, incluso fuera del horario de trabajo reglado por el contrato de trabajo.
  • Volumen de trabajo. Esta conducta abusiva se concreta a través del aumento de tareas del trabajador hasta el punto que éste no puede cumplirlas. No obstante, también aplica a los casos en que el trabajador o trabajadora no cumple labor alguna dentro de la organización laboral, siendo obligado a permanecer inactivo dentro de su jornada de trabajo. En ambos ejemplos, el acosador pretende lograr el despido de la víctima, sea por incumplimiento de contrato de trabajo o por necesidades de la empresa.

Como denunciar el acoso laboral

Ahora que comprendes que es el acoso laboral en Chile, debes aprender a cómo denunciar el maltrato laboral. Para ello, te invito a leer la siguientes directrices que te ayudarán a entender los pasos a seguir.

Denuncia ante empresa

El primer paso es realizar una denuncia formal y por escrito a la dirección de la empresa u organización laboral. A este respecto, pide información acerca del protocolo o reglamento de denuncia de acoso laboral. Esto aplica a trabajadores del sector privado como a funcionarios públicos de Chile. Si no existe normativa, debes redactar una “carta de denuncia de acoso laboral” y entregarla a jefatura o gerencia. En este documento debes agregar tus datos personales, la individualización de la persona del acosador, un relato de los hechos y la forma de acoso laboral que haz sufrido. Ten presente que debes adjuntar antecedentes que fundamenten tu denuncia; por ejemplo, licencias médicas o informes psicológicos que acrediten el perjuicio o menoscabo sufrido. Además, si cuentas con testigos, tales como colaboradores o compañeros de trabajo, ellos deben ser individualizados mediante sus datos personales.

Denuncia ante la Inspeccion del Trabajo

En caso que de tu empresa u organización laboral no tome medidas frente a la denuncia por acoso laboral o estas sean insuficientes, es necesario recurrir ante la Dirección del Trabajo. En este punto es recomendable obtener la asesoría legal de abogados laborales que orienten tus decisiones. En esta alternativa, nuevamente, debes presentar una carta de denuncia de acoso laboral y esperar la respuesta de este organismo estatal. Normalmente, el procedimiento de investigación de acoso laboral en Chile, realizado por la Inspección del Trabajo es expedito y confiable.

Denuncia ante Juzgados Laborales

La última instancia de reclamo en Chile se produce ante los tribunales de justicia y para ello es indispensable que actúes representado por un abogado laboral. Esta vía es la más compleja, pues requiere de probar la conducta abusiva. Luego, necesitarás de testigos, informes psicológicos y cuanto documento puedas recopilar y aportar a tu abogado laboral. Una denuncia sin antecedentes puede ser considerada como una mentira de tu parte y es posible que conlleve problemas judiciales a futuro.

Procedimientos judiciales de denuncia

El Código del Trabajo asegura la protección de las víctimas de acoso laboral en Chile a través de dos procedimientos judiciales. Tales son la tutela laboral y el autodespido o despido indirecto. Ten presente que ambos procedimientos se tramitan ante Juzgados del Trabajo y, por ende, requieres de la representación judicial de abogados laborales.

Autodespido o despido indirecto

La Ley N° 20.607 incorpora como causal de despido indirecto o autodespido del artículo 171 del Código del Trabajo, a las conductas constitutivas de acoso laboral. Este precepto faculta al trabajador o trabajadora a poner término de forma unilateral al contrato de trabajo. Además, a la víctima se le otorga la posibilidad de solicitar ante tribunales las indemnizaciones con que la ley grava el despido injustificado. Todo lo anterior, si se configuran y prueban las conductas abusivas propias del acoso laboral. A este respecto, el despido indirecto o autodespido se configura mediante un acto del empresario por el cual se crean condiciones que imposibilitan la continuidad de la prestación de los servicios. En esta situación, el empleador no declara el término del contrato de trabajo; sin embargo, al violar sus deberes legales y contractuales, coloca al trabajador en situación tal, que este no puede continuar trabajando en la empresa, so pena de perjuicios morales y económicos.

Tutela Laboral

Además del despido indirecto o autodespido, el Código del Trabajo contempla otro mecanismo de protección: el procedimiento de tutela laboral. Este aparece reglamentado en los artículos 485 y siguientes del Código del Trabajo. A través de este procedimiento judicial, la víctima de acoso laboral en Chile puede solicitar al Juzgado del Trabajo:

  • La suspensión de los efectos del acto impugnado (artículo 492 del Código del Trabajo);
  • El cese inmediato del comportamiento o conducta de acoso laboral;
  • La reparación de las consecuencias derivadas de la vulneración de los derechos fundamentales, incluidas las indemnizaciones que procediera, y
  • La reposición al estado inmediatamente anterior a producirse la vulneración denunciada (artículo 495 del Código del Trabajo).

Pago de indemnizaciones

En caso de que la denuncia por acoso laboral culmine con un despido injustificado, el trabajador podrá solicitar al Juzgado del Trabajo, dentro del procedimiento judicial de tutela laboral, el pago de las indemnizaciones propias del despido arbitrario o injustificado. Estas son:

  • La indemnización sustitutiva del preaviso y la indemnización por años de servicio, recargada esta última en los respectivos porcentajes que señala el artículo 168 del Código del Trabajo y, adicionalmente;
  • Si se constatare lesión de derechos fundamentales, una indemnización que fijará el juez de la causa, la que no podrá ser inferior a seis meses ni superior a once meses de la última remuneración mensual (artículo 489 inciso 3° del Código del Trabajo).

Independiente a lo antes explicado, si el juez del trabajo determina que el despido fue discriminatorio y grave, puede decretar la reincorporación del trabajador a la empresa o las indemnizaciones ya señaladas, a elección del trabajador (artículo 489 inciso 4° del Código del Trabajo).

Medidas reparatorias

El procedimiento judicial de tutela laboral no solo ofrece al trabajador víctima de una lesión de sus derechos fundamentales la necesaria tutela inhibitoria. Aparte de decretar el cese inmediato del comportamiento o conducta de acoso laboral, también se considera la correspondiente tutela reparatoria. Así, el juez del trabajo en la sentencia deberá indicar en concreto las medidas a que se encuentra obligado el infractor, dirigidas a obtener la reparación de las consecuencias derivadas de la vulneración de derechos fundamentales, incluidas las indemnizaciones que procedan conforme a la ley. El Código del Trabajo impone además al juez del trabajo el deber de velar para que la situación se retrotraiga al estado inmediatamente anterior a producirse la vulneración denunciada; y le prohibió autorizar cualquier tipo de acuerdo que mantenga indemne la conducta lesiva de derechos fundamentales. En tal sentido se pronuncia el artículo 495 inciso segundo del Código del Trabajo.

Miedo a denunciar el acoso laboral.

Para finalizar, si aún tienes dudas acerca de cómo actuar si estás siendo víctima de acoso laboral en Chile, recurre a los organismos gubernamentales competentes para recibir orientación y asesoría legal gratuita. Además, infórmate de tus derechos como trabajador o trabajadora y, conjuntamente, busca ayuda de abogados laborales con experiencia. No dejes que el miedo te supere y denuncia las conductas abusivas lo más pronto posible, ojalá, de inmediato. Ten presente que denunciar dentro de plazo es esencial para que procedimientos judiciales arrojen una sentencia favorable.